Composición del Balance General

El Balance General es un estado financiero principal histórico que refleja la situación patrimonial de una empresa en un momento determinado preparado de acuerdo con los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados, Normas Internacionales de Contabilidad e Interpretaciones SIC aplicando el Plan Contable General y en el marco de la doctrina contable.

El Balance General es un estado financiero principal histórico que refleja la situación patrimonial de una empresa en un momento determinado preparado de acuerdo con los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados (PCGA), Normas Internacionales de Contabilidad e Interpretaciones SIC aplicando el Plan Contable General y en el marco de la doctrina contable. Consta de tres partes, Activo, Pasivo y Patrimonio. El Activo muestra los elementos patrimoniales de la empresa es decir sus bienes y derechos, mientras que el pasivo detalla su origen financiero es decir las obligaciones de la empresa con terceros y sus trabajadores al corto, mediano y largo plazo; por otro parte el patrimonio refleja el capital social de la entidad, su origen y composición.

El Balance General de las empresas comprende las cuentas del Activo, Pasivo y Patrimonio Neto. Las cuentas del activo deben ser presentadas en orden decreciente de liquidez y las del pasivo según la exigibilidad de pago decreciente, reconocidas en forma tal que presenten razonablemente la situación financiera de la empresa a una fecha dada.

El término liquidez decreciente significa que las cuentas más líquidas es decir que rápidamente pueden convertirse en efectivo se encuentran en la parte superior del Balance, por otro el término exigibilidad decreciente representa en el Balance que las cuentas que deben pagarse en menor tiempo estarán en la parte superior del pasivo corriente.

Composición del Balance General.

Según lo establecido en la NIC 1: “Estados Financieros”, los componentes del Balance General son en primer lugar el encabezado, en segundo lugar esta el cuerpo del Balance conformado por el Activo, el Pasivo y Patrimonio y finalmente las firmas autorizadas. La siguiente información correspondiente al encabezado se mostrará en lugar destacado del Balance:

El nombre u otro tipo de identificación de la entidad que presenta la  información, así  como cualquier cambio en esa información desde la fecha del balance precedente.
Si el Balance General  pertenece  a la entidad individual o a un grupo de entidades.
La fecha del balance.
La moneda de presentación.

En relación al cuerpo del Balance la  entidad presentará sus activos corrientes y no corrientes, así como sus pasivos corrientes y no corrientes, como categorías separadas dentro del balance, excepto cuando la presentación basada en el grado de liquidez proporcione, una información relevante que sea más fiable. Cuando se aplique tal  excepción, todos los activos y pasivos se presentarán atendiendo, en general,  al grado de liquidez.

Independientemente del método de presentación adoptado, la entidad  revelará -para cada rúbrica de activo o pasivo que se espere recuperar o cancelar en los doce meses posteriores a la fecha del balance o después de este intervalo de tiempo- el importe esperado a cobrar o pagar, respectivamente, después de transcurrir doce meses a partir de la fecha del balance.

Cuando  la  entidad  suministre  bienes  o preste servicios, dentro de un ciclo de explotación claramente identificable, la separación entre las partidas corrientes y no corrientes, tanto en el activo como en el pasivo del  balance,  supondrá  una información útil al distinguir los activos netos de uso continuo como capital circulante, de los utilizados en las operaciones a largo plazo. Esta distinción servirá también para poner de manifiesto tanto los activos que se esperan realizar  en el transcurso del ciclo normal de la  explotación, como los pasivos que se deban liquidar en el mismo periodo de tiempo.

Para  algunas  entidades,  tales  como  las    financieras, la  presentación  de  Activos  y  Pasivos  en  orden ascendente o descendente de liquidez, proporciona información fiable y más relevante que la presentación corriente – no corriente, debido a que la entidad no suministra bienes o presta servicios dentro de un ciclo de explotación claramente identificable.

La información sobre las fechas esperadas de realización de los activos y pasivos es útil para evaluar la liquidez y la solvencia de la entidad. La NIC 32 obliga a revelar información acerca de las fechas de vencimiento tanto de activos financieros como de los pasivos financieros. Entre los activos financieros se encuentran las cuentas de deudores comerciales y otras cuentas a cobrar, y entre los pasivos financieros se encuentran las cuentas de  acreedores comerciales y otras cuentas a pagar. También  será  de  utilidad  la información acerca de las fechas de recuperación y cancelación de los activos y pasivos no monetarios, tales como existencias y provisiones, con independencia de que en el balance se efectúe la distinción entre partidas corrientes y no corrientes. Este puede ser el caso, por ejemplo, cuando la entidad informe sobre los saldos de existencias que espera realizar en un plazo superior a doce meses desde la fecha del balance.

En resumen el formato bajo el cual se presenta comúnmente el Balance General se presenta en el siguiente gráfico:

Sin embargo existen algunas formas de presentación comúnmente aceptadas y utilizadas por las empresas como son:

Balance clasificado
En un balance clasificado, generalmente los activos son presentados en tres grupos: activos circulantes, activos fijos y otros activos. Por otro lado las cuentas de pasivo se distribuyen también en tres categorías: pasivos circulantes, pasivos largo plazo y patrimonio.

Balance General Consolidado

Es aquél que muestra la situación financiera y resultados de operación de una entidad compuesta por la compañía principal y sus subsidiarias, como si todas constituyeran una sola unidad económica.
Se formula sustituyendo la inversión de la principal en acciones de compañías subsidiarias, con los activos y pasivos de éstas, eliminando los saldos y operaciones efectuadas entre las distintas compañías, así como las utilidades no realizadas por la entidad.

Balance General Comparativo

Estado financiero en el que se comparan los diferentes elementos que lo integran en relación con uno o más periodos, con el objeto de mostrar los cambios ocurridos en la posición financiera de una empresa y facilitar su análisis.