¿Por qué cotizar en bolsa?

bolsa-logo.JPGExiste una gran diferencia entre una empresa que cotiza en bolsa y otra que no, el pertenecer al selecto grupo de compañías que ofrecen sus acciones y valores en el mercado bursátil significa demostrar ante el público inversor, accionistas, clientes y proveedores una garantía de solvencia económico – financiera, transparencia en el manejo de la empresa y prestigio en el mercado. No quiere decir que si somos una pequeña o mediana empresa no podamos ingresar a este selecto mercado, no crean que esta reservado únicamente para grandes compañías; lo principal que debemos considerar, si es que es nuestro deseo ser más competitivos, es empezar por obtener un alto grado de organización interna y enfrascarnos en procesos de manejo de gestión, ello incluye adoptar políticas de reorganización institucional interna; un orden de prioridades sobre este punto sería primero realizar un diagnóstico institucional, luego implementar nuestra visión, misión, valores, estrategias, metas y objetivos tanto estratégicos como a corto plazo; por último implementar estas estrategias y acciones aplicando técnicas de gestión modernas como el CRM, el Cuadro de Mando Integral, el Benchmarking, Kaizen, la Inteligencia Emocional, el ZEN, la técnica del Justo a Tiempo, etc.; ello nos permitirá cumplir con lo planeado y solucionar las posibles deficiencias que pudiéramos haber detectado con el diagnóstico o análisis interno organizacional. De ahí en adelante iremos formando nuestro prestigio como una compañía bien organizada, que demuestra objetivos sólidos; ello generará confianza a los inversores, clientes y proveedores como también en nuestro propio personal dando como resultado procesos de bolsa-simbolo.JPGfeedback o retroalimentación automáticos. Este amigos es el primero paso, depende mucho de nosotros mismos, de nuestra voluntad y decisión de todos los directivos en conjunto, en el mercado bursátil encontrarán numerosas ventajas que pueden aprovechar; por ejemplo la Bolsa de Madrid a través del logotipo “Cotizado en Bolsa” nos dará reconocimiento en el mercado y cualquiera que lo vea en nuestra Web sabrán de antemano que están tratando con una empresa confiable que brinda seguridad y garantía.

Para las empresas existen además de lo anterior fuertes razones que motivan cotizar en bolsa; la primera ya la hemos mencionado y tiene que ver con el prestigio e imagen de marca, es algo así como una publicidad subjetiva dirigida hacia la mente del cliente. Financieramente hablando cotizar significa obtener liquidez, financiar el crecimiento de la empresa a través de terceros, crear valor para la compañía no solo en España sino en todo el mundo, acceder a la comunidad inversora con múltiples personas individuales y empresas que pueden agregar dinero fresco a nuestros proyectos y generar posibilidades de mejoras en infraestructura y tecnología.

bolsa-bm.JPG

Internamente cotizar signifca obtener un valor agregado orientado hacia la gestión de la empresa; por medio de este sistema podemos también formentar el crecimiento interno, atacando la perspectiva de aprendizaje – crecimiento a través de la valoración del trabajador, esto puede hacerse en cuanto es factible incentivar a nuestros empleados e inclusive a los Directivos con acciones de la propia empresa y por ende hacerlos sentir partícipes de la propiedad; el resultado: obtener Benchmarking, ya que nuestros trabajadores compararán la empresa en la que trabajan con las demás similares y podrán ver que en la que están obtienen mayor bienestar, generando en ellos motivaciones internas que les permitirán desempeñarse mejor en sus labores naciendo por ello un sentimiento de pro-actividad.


Hemos obtenido, a través de esta investigación, algunas opiniones de empresas que han transformado esta idea en realidad y de acuerdo a su experiencia nos dan un interesante esbozo del funcionamiento de este sistema; una de ellas por ejemplo es Gamesa, considerada como uno de los principales fabricantes internacionales de aerogeneradores del mundo y líder en España en el sector de la fabricación, venta e instalación de turbinas eólicas; cotiza actualmente en bolsa y tal como su propio Presidente señalan “a pesar de las dificultades por las que atraviesa el mercado, la Oferta Pública de Venta (OPV) ha sido un éxito rotundo y los inversores particulares e institucionales, tanto nacionales como extranjeros, han mostrado un gran interés”. Otra empresa muy conocida por nosotros Iberia, tiene una larga experiencia en cotización bursátil y en base a ella sus directivos nos dicen que “lo primero que van a cambiar son los accionistas”, lo que quiere decir es que cambiarán loa patrones tanto en cantidad de ellos como en calidad, esto crea más dinamismo para el accionar de la empresa en el mercado; asimismo sobre la Oferta Pública de Venta en el caso de Iberia, se señala que “los mercados internacionales, a través de las órdenes de compra emitidas a lo largo de la Oferta Publica de Venta, han reconocido a Iberia un valor situado por encima de otras importantes compañías aéreas de bandera de Europa, como Air France, Lufthansa y KLM”, Sociedad Estatal de Participaciones Industriales SEPI (boletín del 2 de Abril del 2001).

Pero ¿como acceder a este mercado?, además de lo anteriormente mencionado, debemos considerar algunos requisitos “formales”; el primero de ellos es el cumplimiento de uan serie de trámites, los cuales son sencillos, les aconsejo asesorarse primero por servicios profesionales o el apoyo de alguna entidad financiera, consideren que si desean cotizar en la Bolsa de Madrid, esta les facilita un servicio gratuito de asesoramiento e información básica previo a la cotización. En escritos posteriores señalaré detalladamente los requisitos específicos pero les adelanto que estos se aplican de diferentes maneras a valores nacionales o extranjeros y tienen que ver con factores internos de la compañía como el Capital, el Resultado del Ejercicio, la repartición de Dividendos, la configuración de las Reservas Legales, Estatutarias, el cumplimiento con el pago de Impuestos y uno que otro requisito relacionado con la emisión de los valores que conllevan algunos pasos simples como la designación de entidades Directora, de Enlace y Depositaria, el volumen de la emisión inicial y el proceso de emisión.