¿En qué consiste el efecto apalancamiento?

Muchas veces en el transcurso de las operaciones de inversión en futuros y opciones, podemos optar por la posibilidad de ejecutar apalancamiento. Una inversión será más apalancada cuando debamos invertir una menor cantidad de capital del esperado con el fin de obtener resultados económicos y financieros adecuados, es decir una alta rentabilidad.

Muchas veces en el transcurso de las operaciones de inversión en futuros y opciones, podemos optar por la posibilidad de ejecutar apalancamiento. Una inversión será más apalancada cuando debamos invertir una menor cantidad de capital del esperado con el fin de obtener resultados económicos y financieros adecuados, es decir una alta rentabilidad; sin emabrgo también es algo que debe manejarse con cuidado, ya que su manejo inadecuado puede acarrear pérdidas considerables.

El efecto apalancamiento es la relación que existe entre el resultado de la inversión y el capital invertido; es decir, la relación entre el capital que invertimos y estrictamente necesario y el resultado obtenido en una inversión determinada. Podemos definirlo con la siguiente fórmula:

Efecto apalancamiento = Resultado inversión / Capital invertido.

Uds. como inversotes en productos derivados, deberán tomar en cuenta el efecto multiplicador que puede ocurrir tanto de las minusvalías como de las plusvalías en el caso en que se prevea errónea o correctamente la tendencia de las cotizaciones. Esto esta relacionado directamente con los efectos del apalancamiento, en donde a mayor apalancamiento se produce mayor riesgo; esto es muy importante y determina que debemos tomar con pinzas esta forma de invertir, ya que puede darse el caso que perdamos todo nuestro capital de un solo momento debido a que las posibilidades de pérdidas se incrementan sustancialmente.

Si tomamos en cuenta el caso de inversiones en futuros, el comportamiento es algo diferente, ya que ellos ostentan una evolución de carácter simétrico respecto a la generación de pérdidas o ganancias; en este caso el efecto multiplicativo que se produce, se comporta de la misma manera en ambos casos pero en sentido inverso. Como consecuencia de ello, las posiciones deben monitorearse constantemente, en vista de observar una evolución en contra de lo previsto; si este fuera el caso, las pérdidas para el inversor pueden ser ilimitadas.


Por otro lado, en la compra de opciones el desembolso es la prima, por lo que el riesgo que se asume es la pérdida de la totalidad de la misma. A cambio y debido a este efecto apalancamiento, con pequeñas inversiones se pueden obtener altas rentabilidades.

Es posible observar el efecto apalancamiento comparando los resultados de la compra de acciones de una empresa cualquiera, con la compra de opciones call cuyo subyacente sean estas mismas acciones:

Supongamos el caso del inversor Octavio Ortega, el cual ha decidido comprar en el mercado financiero 100 acciones de la compañía Smallsquid a 11.5 euros y, como medida adicional, adquirir “opciones call” sobre dicha compañía con precio de ejercicio 11.5 euros a 0.89 Euros por contrato, podemos en el resultado siguiente como funciona el efecto apalancamiento en este caso de compra de opciones:

Si las acciones de Smallsquid suben a 13 Euros, se da el siguiente resultado:
Resultado por la compra de acciones = (13 – 11.5) / 11.5 = 13.04%
Resultado de operar con opciones = (13 – 11.50 – 0.89) / 0,89 = 68.54%

Si las acciones de Samallsquid bajan a 1o Euros, se da el siguiente resultado:
Resultado por la compra de acciones = (10 – 11.5) / 11.5 = –13.04% (en este caso vemos que pierde lo mismo de acuerdo a como baje el mercado).
Resultado de operar con opciones = –100% al no ejercer la opción perdería la totalidad de la prima (–0.89 Euros).

Si se mantienen posiciones vendedoras de opciones, se percibe la prima y se depositan las garantías asumiendo un riesgo ilimitado.

Con este ejemplo sencillo podemos ver como el Sr. Octavio Ortega, puede emplear el efecto apalancamiento, y de la importancia de este para aquellos inversores que emplean estos productos con carácter especulativo o de inversión; asimismo habría que aconsejar a Don Octavio que debe efectuar un seguimiento riguroso de su inversión si es que desea asumir el riesgo inherente de tomar este camino.

Vamos a tomar otro ejemplo en relación a este sistema de inversión, supongamos el caso que el Sr. Jose Manuel, amigo de Octavio, decide comprar 70 opciones call de la compañía Smallsquid por una prima de 12 Euros; esto representaría un call sobre acciones de la empresa Smallsquid con vencimiento en Enero y precio de ejercicio 70 Euros. Sabemos que en el mercado las acciones de la empresa citada se cotizan a 76 Euros.

Si al momento de vencimiento las acciones se cotizan a 100 Euros, el Sr Jose Manuel como inversor ejercerá su opción de compra y venderá las acciones en el mercado a 100 Euros. De esta forma, con una inversión de 12 Euros ha obtenido un beneficio de 18 Euros; es decir, el rendimiento obtenido en la operación ha sido de un 150%. Por el contrario si las acciones de Smallsquid se hubieran comprado a 76 Euros y vendido a 100Euros, el beneficio obtenido hubiese sido en cambio de 31,6%. De este razonamiento sencillo nos damos cuenta nuevamente que el rendimiento obtenido en el caso de las opciones es mucho mayor.

Sin embargo, el efecto apalancamiento funciona en este ejemplo en ambos sentidos, si en la fecha de vencimiento las acciones de la empresa Smallsquid hubieran cotizado a 68 Euros, Don José no ejercería su opción de compra, pues aunque tiene el derecho a comprar acciones de la empresa Smallsquid a 70 Euros, puede comprarlas en el mercado más baratas, a 68 Euros; es decir, en este caso perdería el 100% de la inversión, los 12 Euros iniciales invertidos. Ahora podemos observar que en este caso si se hubiera dado el resultado de que las acciones se hubieran comprado a 76 Euros y vendido a 68 Euros, la perdida hubiera sido, en términos porcentuales, de un 10.5%.

Dejar un Comentario